30 de enero de 2015

La importancia de valorar y ser valorado

A todos nos gusta sentirnos valorados por los nuestros, sentir cómo nuestro entorno nos aprecia y nos respeta. Este sentimiento también se aplica al ámbito profesional, nos gusta saber que nuestro trabajo es valorado por nuestro superior o nuestros compañeros e, incluso más importante, por nuestros clientes. Nos gusta que nuestro esfuerzo sea recompensado con la aprobación y satisfacción de su receptor.

Para que los demás puedan valorar tu esfuerzo y tu trabajo es importante, primero, aprender a valorar el trabajo de uno mismo, puesto que si tú mismo crees en él, podrás demostrar tu plena convicción de que ése es un trabajo bien hecho y podrás otorgarle una mayor fuerza. Valorarse a uno mismo y valorar las acciones y los trabajos propios ayuda a fortalecer y aumentar la propia autoestima, capacitándonos y convenciéndonos  de que somos capaces  de lograr todos nuestros objetivos.

Hacer las cosas bien hechas nos da el poder de seguir haciendo grandes cosas.

Pero, no estamos solos, tenemos compañeros, superiores, trabajadores y amigos que también necesitan de nuestra aprobación y valoración. Si valoras tu trabajo entenderás el esfuerzo y sacrificio que este conlleva, y te será mucho más fácil poder valorar a los demás. Ellos también necesitan ese apoyo para poder seguir haciendo un buen trabajo.


"La mejor manera para hacer que la gente hable bien de ti es hacerlo bien."
VOLTAIRE , François Marie Arouet.


Pero hay más, debemos valorar el trabajo no sólo por el resultado final, sino también por la dedicación y esfuerzo que ha habido detrás. Muchas veces ocurre que no se valora de la misma manera el trabajo de una empresa que puede demostrar su esfuerzo con un producto tangible que una que lo haga con con ideas, creatividad, trabajo y dedicación. Exacto, hablamos de una agencia de comunicación.


Muchas veces el trabajo que conlleva lanzar una campaña, no sale a la luz, solo se ve la punta del iceberg de lo que han sido numerosos días de investigación, trabajo duro y mucha mucha dedicación. 





¡Que tengáis un buen y feliz fin de semana y, sobretodo, 
VALORADLO, 
que los lunes llegan rápido!


Jacqueline Ruiz C.

23 de enero de 2015

Una gran herramienta para persuadir


¿No os habéis preguntado nunca porque hay individuos que tienen más poder de persuasión sobre nosotros, sin tener en cuenta su posición social o económicao su relación con nosotros?


Hoy hemos leído un artículo que habla justamente de ello, habla de la fuerza y la importancia de la voz con su tono, su timbre y su frecuencia a la hora de comunicar y relacionarse con el entorno.

Este artículo llamado “Cómo lograr una voz que transmita carisma” habla del análisis realizado por unos  investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) que trata sobre la forma en que los oradores carismáticos usan sus voces para dominar, entusiasmar e influenciar una audiencia de gran tamaño.

Estas nuevas investigaciones han surgido por el afán de comprender qué relación existe entre la voz de un individuo y la psicología y capacidad de recepción de otra. Gruce Gerratt dijo “Nuestra voz le transfiere nuestra esencia a los demás”, es decir, que nuestra voz es nuestra herramienta para poder transmitir a nuestro entorno todo aquello que sabemos, pensamos o creemos y, sin ella, los demás no podrían percibirnos de la misma manera y la transmisión de conocimientos e ideas no se percibiría de la misma forma.

Es por ello que en el juego de la comunicación es tan importante tener en cuenta tanto la voz del individuo emisor como la escucha del individuo receptor.

Dícese en dicho artículo que “alguien con un tono de voz grave siempre es percibido como grande y dominante, mientras alguien que emplea un tono más alto es percibido como pequeño y sumiso”. Es por ello que las personas debemos aprender a utilizar nuestra voz, y amoldarla a las situaciones, los mensajes y las personas a las que nos dirigimos para poder sacar un mayor partido a esta y ser percibidos tal y como queremos serlo.  No solo deben ser los altos mandatarios, jefes de estado, políticos o lideres oradores los que entrenen su voz para tener mayor persuasión, sino también nosotros, los ciudadanos, para poder llegar a ser grandes comunicadores aunque esa no sea nuestra profesión.

El equipo de Manatís, que trabajan en el mundo de la comunicación, escuchando lo que la sociedad quiere, afirman constantemente que no tan solo es necesario entrenar nuestra voz, sino también entrenar nuestro oído, puesto que si no entendemos ni procesamos lo que nuestro entorno quiere no podremos decir ni ofrecer lo que este necesita.

Esperamos que el artículo os  haya gustado y os sirva para pensar en qué tipo de voz y qué claridad ha de tener la voz para poder persuadir al contrario.


¡Feliz fin de semana!

Jacqueline Ruiz C.



12 de enero de 2015

Ataque a la libertad de expresión en el corazón de Europa

La libertad de expresión es un derecho al que todos deberíamos tener acceso, pero no pensaron lo mismo los terroristas que irrumpieron ayer en la redacción de la revista satírica francesa Charlie Hebdo para callar su voz.


Miles de personas se han manifestado en Francia para rendir homenaje a los fallecidos, mostrar su rechazo al terrorismo y clamar por la libertad de expresión. Las pancartas y los mensajes de “Je suis Charlie” (Yo soy Charlie),”Contra la barbarie” y “Estado de razón, razón de Estado” han inundado la capital francesa.  


En las redes sociales los compañeros de gremio y dibujantes de todo el mundo han llenado Twitter de viñetas en solidaridad con la revista.


Este ataque a la libertad de prensa y expresión también es un ataque a la comunicación y a la creatividad.


Des de Manatís, queremos transmitir nuestro más sincero pésame y nuestra disconformidad a ataques contra la libertad de expresión, ya que creemos que intentar matar este derecho es atentar también contra la libre comunicación, contra el derecho de las personas.


Como agencia de comunicación utilizamos constamente diferentes medios escritos o no ( medios online y offline) y con este suceso nos sentimos muy involucrados al ser parte de nuestro trabajo y este suceso esta  minando y entorpeciendo el único recurso que tenemos de transmitir nuestros conocimientos, nuestro trabajo y nuestros pensamientos.


#JesuisCharlie  #CharlieHebdo  #LibertadDeExpresión





Jacqueline Ruiz C.

7 de enero de 2015

Cumplir con el 2015

Ya estamos en un nuevo año.

En estas fechas acostumbramos a plantearnos nuevos retos, nuevas metas y nuevos propósitos, pero ninguno de ellos son fáciles de lograr, sino que hay que esforzarse y persistir si realmente queremos conseguirlos.

Muchos se proponen una larga lista de propósitos y objetivos.

¿Cuántos de ellos llegan a cumplirse?

Los más típicos son adelgazar, dejar de fumar, hacer ejercicio, cuidar el medio ambiente, hacer todos aquellos planes que han quedado atrás,…pero, ¿por qué nunca llegan a cumplirse todos los propósitos? ¿Es por falta de tiempo, por falta de fuerza, o simplemente por falta de ganas?

Quizás con leer un manual de instrucciones sobre cómo conseguir esas metas podremos llegar a conseguirlas, quizás fijar sólo un objetivo nos ayudará a centrarnos y conseguir el más valioso. Hay infinidad de consejos y recomendaciones para lograr los propósitos que nos fijamos para fin de año, pero nosotros creemos que cada persona es un mundo y quién mejor que uno mismo para saber qué nos hace luchar, qué nos motiva y qué nos funciona para conseguir nuestros objetivos.

Así que el único consejo que creemos que debemos daros es que os esforcéis por conseguir lo que queréis, que confiéis en vosotros mismos y en vuestras capacidades para lograr las cosas, que no os rindáis, porque nadie dijo que fuera fácil, pero sin dolor no hay recompensa.

Y si veis que os fallan las fuerzas y las tentaciones os van a ganar la partida, os dejamos con una frase muy utilizada por el equipo de la agencia donde trabajamos:
"El dolor es pasajero, la gloria es para siempre."




¡Que tengáis un fructífero año 2015!


Jacqueline Ruiz C.