23 de enero de 2015

Una gran herramienta para persuadir


¿No os habéis preguntado nunca porque hay individuos que tienen más poder de persuasión sobre nosotros, sin tener en cuenta su posición social o económicao su relación con nosotros?


Hoy hemos leído un artículo que habla justamente de ello, habla de la fuerza y la importancia de la voz con su tono, su timbre y su frecuencia a la hora de comunicar y relacionarse con el entorno.

Este artículo llamado “Cómo lograr una voz que transmita carisma” habla del análisis realizado por unos  investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) que trata sobre la forma en que los oradores carismáticos usan sus voces para dominar, entusiasmar e influenciar una audiencia de gran tamaño.

Estas nuevas investigaciones han surgido por el afán de comprender qué relación existe entre la voz de un individuo y la psicología y capacidad de recepción de otra. Gruce Gerratt dijo “Nuestra voz le transfiere nuestra esencia a los demás”, es decir, que nuestra voz es nuestra herramienta para poder transmitir a nuestro entorno todo aquello que sabemos, pensamos o creemos y, sin ella, los demás no podrían percibirnos de la misma manera y la transmisión de conocimientos e ideas no se percibiría de la misma forma.

Es por ello que en el juego de la comunicación es tan importante tener en cuenta tanto la voz del individuo emisor como la escucha del individuo receptor.

Dícese en dicho artículo que “alguien con un tono de voz grave siempre es percibido como grande y dominante, mientras alguien que emplea un tono más alto es percibido como pequeño y sumiso”. Es por ello que las personas debemos aprender a utilizar nuestra voz, y amoldarla a las situaciones, los mensajes y las personas a las que nos dirigimos para poder sacar un mayor partido a esta y ser percibidos tal y como queremos serlo.  No solo deben ser los altos mandatarios, jefes de estado, políticos o lideres oradores los que entrenen su voz para tener mayor persuasión, sino también nosotros, los ciudadanos, para poder llegar a ser grandes comunicadores aunque esa no sea nuestra profesión.

El equipo de Manatís, que trabajan en el mundo de la comunicación, escuchando lo que la sociedad quiere, afirman constantemente que no tan solo es necesario entrenar nuestra voz, sino también entrenar nuestro oído, puesto que si no entendemos ni procesamos lo que nuestro entorno quiere no podremos decir ni ofrecer lo que este necesita.

Esperamos que el artículo os  haya gustado y os sirva para pensar en qué tipo de voz y qué claridad ha de tener la voz para poder persuadir al contrario.


¡Feliz fin de semana!

Jacqueline Ruiz C.



1 comentario:

  1. I am curious to find out what blog system you're using? I'm having some small security issues with my latest site and I would like to find something more safeguarded. Do you have any solutions? capitalone com login

    ResponderEliminar