30 de octubre de 2020

El mazazo al paraguas turístico (y todo lo que conlleva)

Ya casi finalizado el mes de octubre, y con una segunda ola de Covid-19 sobre nuestras espaldas, la pandemia ha dejado, una vez más, a algunos de nuestros sectores más apreciados al borde del abismo (lanzando a algunos de ellos directamente por el precipicio).

Este mes, el blog trata de poner sobre la mesa el mazazo que estos han sufrido debido a las medidas drásticas tomadas por los distintos gobiernos para frenar la expansión del virus.

Esta situación ha provocado la pérdida de más de 77.000 Pequeñas y Medianas empresas (PYMES) y, con ellas, la tasa de desempleo ha crecido hasta un 16.3%, con más de 355.000 parados tan solo entre julio y septiembre. Esto quiere decir que al menos 1 de cada 5 trabajadores en España se encuentra en situación de ERTE o desempleo.  

De entre los sectores más afectados por la pandemia podemos encontrar el sector de la hostelería y el turismo, entre otros. 

Cuando hablamos de hostelería y turismo, no solo hacemos referencia a la restauración y los hoteles, sino que abarcamos un amplio abanico de empleos se relacionan de manera estrecha con estos sectores. Entre ellos podemos encontrar los guías turísticos, las agencias de viaje, las agencias de comunicación corporativa, relaciones públicas, publicidad, márquetin, M.I.C.E y organización de eventos, animadores y personal de espectáculo, las actividades culturales, el comercio, empresas de Catering, Food&Beverage…


En el segundo semestre de este mismo año, la Covid-19 destruyó más de 470.000 empleos relacionados con el mundo del turismo (hasta una caída del 17.5% en el segundo semestre).  No obstante, altos cargos de las diferentes asociaciones que se dedican al sector ven esta situación como una oportunidad para transformación y la digitalización, poniendo como base del plan estratégico de comunicación el valor añadido de la experiencia local y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Agenda Internacional 2030).

Según Elena Díaz-Alejo Segura, Manager del departamento de Ciudadanía Corporativa y Asuntos Públicos de Samsung, la transformación y digitalización del sector turístico y, consecuentemente, la oferta de formación especializada a todos los empleados que estén relacionados con este mundo permitirá la rápida solución de aquellos problemas que ya venían de antes, pero que, con la explosión de la pandemia, se han acelerado.

En el caso de mi sector, la comunicación, la pandemia también ha supuesto un jarro de agua fría. Ante el aumento de demanda de contenido a través de las RRSS, las agencias de comunicación nos hemos visto obligadas ha buscar nuevas formas de ofertar sus servicios. El caso de las agencias de gestión y organización de eventos es un claro ejemplo de los sectores más afectados del mundo de la comunicación, ya que las reuniones se han limitado o prohibido en la mayoría de los casos.

La pregunta que hoy en día nos hacemos todos nosotros es: ¿Hasta cuándo va a durar esto? ¿Cuál es la situación? Aunque muchos negocios tratan de reinventarse y buscar solución a los presentes problemas a través de su digitalización, la incertidumbre que viven desde hace ya más de 8 meses es lo que está empujando a grandes y pequeñas empresas al cierre definitivo de sus negocios y a la pérdida masiva del trabajo.




4 de septiembre de 2020

Ahora más que nunca se ha de tener positivismo

 Dicen que de todas las situaciones, podemos siempre sacar una experiencia positiva y aprender para mejorar tanto a nivel personal como en comunidad. Ha sido precisamente este concepto el que creo que nos ha permitido, no solo salir adelante durante estos meses, sino sobre todo empezar con más fuerza, creatividad y optimismo, aunque a veces nos parezca difícil.

El positivismo es una parte muy importante de nuestras vidas, ¿nunca te lo habías planteado? Pues bien, gracias a él somos capaces de hacer cosas increíbles y de seguir adelante a pesar de los distintos obstáculos que nos vamos encontrando a lo largo de nuestras vidas.

Sin embargo, es curioso pensar que existe una tendencia llamada el falso positivismo, que consiste en no asimilar las dificultades o no tener consciencia que las cosas a veces pueden no ir como habíamos planeado.

Este concepto nos puede ayudar a aprender a valorar los esfuerzos personales y de otros y tener presentes que nunca tenemos que abandonar las ganas de mejorar y de crecer a nivel personal y profesional, con un positivismo sano y con consciencia.



14 de agosto de 2020

Descansar con ilusión

Durante este período que nos ha permitido tener mucho tiempo para pensar, he estado reflexionando sobre la manera que tenemos de descansar. A veces no nos damos cuenta y creemos que descansar es un sinónimo de dormir… pero ¿y si lo convirtiéramos en un sinónimo de ilusiones, hobbies, actividades que nos llenen por dentro y hacer aquellas cosas que tanto nos gustan pero que no encontramos nunca tiempo para hacer?

 

Si cambiáramos nuestra manera de descansar, puede que consiguiéramos transformar esta actividad que tantas veces postergamos creyendo que no nos permite avanzar en nuestras tareas, en una actividad enriquecedora y que convierta nuestros días en una jornada mejor aprovechada y llena de optimismo, ilusión y crecimiento personal.



9 de julio de 2020

El verano y sus limitaciones

 

¿Qué es un verano sin desconexión? Estábamos todos alarmados y preocupados por nuestro verano… si nos dejaban ir a la playa, hacer aquél viaje que teníamos planeado des de hacía meses, si podríamos ir a ver a nuestras familias y amigos… Pero no hay que perder nunca el optimismo.

Aunque este verano no sea como el que habíamos imaginado y no tengamos que olvidar que la situación ha mejorado mucho, pero que aún tenemos que seguir las medidas de seguridad, hay muchas cosas nuevas e intrigantes que podemos hacer y que seguramente no hubiéramos pensado en hacerlas si no fuera por la situación actual.

Un consejo personal que so doy es: atreveros a descubrir nuevos rincones, a coger el coche y perderos por sitios donde nunca habíais estado y, así, conseguiréis descubrir lugares magníficos, como experta en MICE he ido acumulando con un gran control de contingencia y de una forma espectacular, mis compañeros y yo misma, nos hemos adaptado a un verano con y sin limitaciones.




5 de junio de 2020

Los eventos híbridos

 

Uno de los cambios que ha conllevado la situación que hemos vivido hasta ahora en nuestro sector, ha sido la importancia, la valorización y la necesidad de los eventos híbridos.

Empecemos por el principio, ¿Qué es un evento híbrido? Pues son todos aquellos eventos que tienen lugar en un sitio físico pero que a su vez la participación puede ser virtual, si aparece la necesidad. ¿Qué ventajas tienen? Esta tipología de eventos nos permite aumentar el número de asistentes, son eventos más sostenibles, hay una reducción de costes ya que por ejemplo evitamos desplazamientos…

 

Pero, la pregunta que nos tenemos que hacer es: ¿estamos preparados y dispuestos a renunciar a los eventos presenciales cuándo ya no haya la necesidad de seguir unas restricciones? El ser humano se caracteriza por la necesidad de comunicarse y de crear conexiones reales que lo hagan sentir parte de un grupo o de un propósito común. Puede que gracias a estos cambios descubramos cuáles son las verdaderas necesidades y prioridades a la hora de hacer un evento, en los que una parte esencial son las personas que lo organizan y que participan en él.



8 de mayo de 2020

Las ilusiones

 

Las ilusiones, el optimismo, no se han de perder nunca. Un beso, una sonrisa al despertare, ayudan a “enfrentarse” al nuevo día de forma positiva. Qué mejor que llegar al despacho y trasmitir ese estado de ánimo. 

Aunque en los tiempos que estamos viviendo, tengamos que llevar mascara por la proximidad de los compañeros o de las visitas, no dejes de hacer guiño, o prestar atención al volumen de la entonación. Aunque tengamos la mitad de la cara escondida bajo una mascarilla, no olvides que podemos seguir transmitiendo con una “nueva” naturalidad.



2 de abril de 2020

La importancia de la cooperación

 

Creemos que éste es un momento en el que se está poniendo a prueba nuestra capacidad de solidarizarnos con todos los miembro de nuestra sociedad. Es una etapa de nuestras vidas completamente nueva y desconocida, pero sin embargo hemos visto que somos capaces de cooperar entre nosotros para encontrar remedios a las incomodidades y preocupaciones que existen y siguen apareciendo en la nueva realidad que estamos viviendo.

Estamos aprendiendo a vivir en una sociedad que se comunica y que tiene que seguir adelante ayudándonos los unos a los otros. Al mismo tiempo, ¿puede ser que hayamos sacado cosas positivas de esta situación? Puede que pasar tiempo en casa nos haya ayudado a apreciar lo que teníamos y a descubrir actividades nuevas: ¿Quién se imaginaba hace cinco meses que empezaría ha hacer yoga o que aprendería a hacer pan casero?

Desde Manatís quedemos enviarnos nuestro apoyo y un mensaje de positivismo, recordando a nuestros lectores que hay que intentar disfrutar de estos días, para poder seguir adelante todos juntos con optimismo y más fuerzas que antes.




El mazazo al paraguas turístico (y todo lo que conlleva)

Ya casi finalizado el mes de octubre, y con una segunda ola de Covid-19 sobre nuestras espaldas, la pandemia ha dejado, una vez más, a algu...