LOS EVENTOS CON EL METAVERSO Y SU USO

La palabra Metaverso es una de esas que actualmente se escucha a menudo en los medios de comunicación.

 




El metaverso es el entorno en el que los humanos interactúan social y económicamente como avatares, una identidad virtual que escoge el usuario de un ordenador o de un videojuego para que lo represente gráficamente e identifique en una aplicación o ciberespacio, siguiendo como “metáfora” el mundo real, pero sin restricciones físicas o económicas.

Cuando mis compañeros empiezan a utilizar una simple fotografía o unas imágenes rodadas y le dan esa forma tridimensional o bidimensional me resulta divertido, pero siento que podemos alejarnos de la realidad y creo que lo primero que hemos de aprender es saber diferenciar cuando se ha de crear o utilizar, en que periodos y en que momentos.

Está claro que el metaverso ofrece grandes ventajas en el área de la planificación de eventos. Sin embargo, también tiene sus desventajas como puede ser el fin de las relaciones humanas como las conocíamos hasta ahora.

El auge de las RRSS ha creado una realidad falsa en la que todo el mundo enseña y muestra una vida perfecta que en verdad no tiene. El uso de filtros para cambiar nuestras caras y hacerlas “perfectas” para agradar a la sociedad. Estamos viviendo un momento en el que es cuestionable si las decisiones las tomamos nosotros mismos o la presión social. Por lo que, creo que el metaverso no se debería de aplicar en todos los ámbitos.

En definitiva, uno de los temores más grandes del Metaverso es que puedan introducir nuevas costumbres que afecten negativamente la cultura y las relaciones en el mundo real. Considero que hemos de prevenir el escondernos en formas para no enfrentarse al acontecimiento o a uno mismo. Se ha evidenciado durante la pandemia que la virtualidad ha llegado para quedarse, pero con sentido común.

Hay usos que son para mi de gran interés y es el uso de los avatares como dibujos o figuras de comunicación para proteger a los menores ante posibles delitos eróticos que existen en las redes.

En mi agencia estamos utilizando los avatares para mejorar las experiencias de un evento en según qué periodos, proporcionándonos un espacio ilimitado para la creatividad, y prescindiendo de la limitación de número de personas que pueden participar en un evento.

Para eventos pequeños como conferencias o reuniones de negocios, el Metaverso ayuda a eliminar los componentes aislados del trabajo remoto. La naturaleza altamente escalable e inmersiva del Metaverso permite que se utilice para albergar cualquier tipo de evento de cualquier tamaño.

Hay ferias de arte que ya utilizan el mundo metaverso para crear un gran evento virtual con la instalación de stands virtuales, los cuales integran el mundo del artista con el mundo real.

En el 25 aniversario de mi empresa, hicimos que los asistentes a nuestro evento pudiesen ver nuestras campañas y proyectos en vivo como si se produjesen en ese momento.

Cierto es que hay algunas actividades que son excelentes para el metaverso como las actividades realizadas en trabajo en equipo, las conferencias de usuarios o los eventos de networking.
Lo que está claro es que el mundo virtual avanza a pasos agigantados y personas como Mark Zuckerberg ya aseguran que gracias a la realidad virtual en un tiempo no muy lejano tendremos una vida en internet. Como sociedad hay que ir adaptándose a las nuevas evoluciones, pero eso sí, sin dejar a un lado las relaciones humanas tradicionales y el protocolo que conlleva a un acercamiento humano.


Jacqueline

Comentarios

Entradas populares de este blog

La importancia de valorar y ser valorado

Océano Rojo vs Océano Azul

Falta de compromiso y sus consecuencias