22 de noviembre de 2019

Hacerse amigo del enemigo


El mundo empresarial es estresante. Vives en la incertidumbre constante de no saber que pasará mañana. De hecho, hay mercados tan sensibles, que un ligero cambio puede poner  en riesgo empresas, productos, servicios e incluso mercados. 
Este sería el caso del avance tecnológico de las cámaras de los teléfonos móviles que están sustituyendo en gran medida la demanda por cámaras tradicionales o servicios de fotografía (revelaciones, sesiones, enmarcación, maquetación, etc.)
Por si fuera poco, uno no sólo debe vivir con el estrés de no saber si el día de mañana la tecnológica desbancará su producto o servicio, sino que encima, debe competir día a día para mantenerse en su sector y alejar a sus clientes de las zarpas de su competencia.
En un mismo mercado, todas las empresas proclaman ser las mejores, sin embargo, internamente, cada compañía tiene sus puntos débiles. Entonces nos encontramos en un punto en el que ya sólo nos ataca la competencia, sino que también la inmediatez y mientras miramos a fuera no vemos lo que se quiebra por dentro, y mientras miramos a dentro, no atendemos lo que nos amenaza afuera.  

Si hay algo con lo que no podemos luchar, es el paso del tiempo y que los consumidores exigen avances constantes. Pero lo que si podemos hacer es las paces con nuestros enemigos y convertirnos en colaboradores.

Mi experiencia en el sector de la comunicación corporativa me ha permitido ver cómo una asociación es un beneficio para todos.

Una asociación bien construida permite compartir Know-how, información sobre el sector y sus últimas tendencias, crear una base de datos en común sobre clientes y proveedores, recibir ofertas, tener contactos con experiencia profesional en el mismo sector y sobre todo, si se comunica bien y se crea una buena imagen de la asociación; se puede mejorar considerablemente la imagen y la reputación.

Así pues, ¿qué tal si en la época de la conexión, también conectamos como empresas?  Asóciate bien. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario