6 de septiembre de 2019

LOS PREJUICIOS: la importancia de la imagen corporativa

Durante el día, tomamos una media de 35.000 decisiones al día. Si esta cifra te parece increíble, es porque más del 99,74% de las decisiones, las toma tu cerebro de manera automática basándose en información que tenemos en nuestro subconsciente.

Si bien está toma de decisiones automática nos permite concéntrarnos en asuntos más relevantes, no es perfecta. Un ejemplo de ello son los prejuicios.
Los prejuicios son juicios hacia una persona o grupos de personas, que por ciertos atributos, nuestro cerebro identifica con un estereotipo generalmente negativo. Estos se forman a partir del primer contacto con una persona y son difíciles de canviar.

Por lo tanto, aunque nuestro cerebro nos intente hacer las cosas fáciles tomando el rol de gestor clasificador de información, a veces nos boicotea en nuestras relaciones con los demás.

Necesitamos tan solo tres segundos para formarnos una imagen mental de otra persona y establecerle una etiqueta (prejuicio). Las marcas y las empresas también sufren de prejuicios.


 Es por eso que es esencial cuidar la imagen corporativa y la identidad corporativa, ya que, si un potencial entra en tu web y ve desorden y poca coherencia o ve una empresa sin logodatos de contacto o poca información lo más posible es que piense que no eres una empresa de fiar o eres poco profesional.

A sí pues, en un mercado tan competitivo como el actual, las empresas han pasado a ser victimas de los prejuicios, haciendo que se perciba antes la calidad a partir de la imagen que transmite la empresa, que en los productos y servicios.
Como profesional en comunicación, creo que aunque la mejor publicidad es un buen producto/servicio, las marcas, igual que los platos, deben entrar primero por los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario