26 de julio de 2019

EL CLIMA ORGNANIZACIONAL: Más allá de las conversaciones de ascensor


Hasta hace unos años, las empresas prestaban muy poca atención al bienestar de sus trabajadores, pues lo consideraban irrelevante y una perdida de dinero y tiempo.  Hoy en día, estudios del comportamiento organizacional afirman que un trabajador motivado presenta mayor compromiso, implicación y rendimientopor lo tanto, el bienestar del trabajador es más importante que lo que algunos directivos creían.

 Un trabajador motivado ya no sólo hace el trabajo por el que le pagan, sino que se preocupa de hacerlo bien y ser productivo.  Pienso que es una gran ventaja competitiva ya que en un mundo en el que es tan fácil copiar un producto, un servicio o una técnica, la diferenciación la marcan las personas y el trabajo que realizan.

De este modo, hay varios factores de los que depende la motivación laboral, pero dejando de lado elementos obvios como el salario o el reconocimiento, un gran factor es el clima organizacional.

El clima organizacional está constituido por todas aquellas relaciones laborales y personales que se desarrollan en el lugar de trabajo. Las implicaciones que tiene son claras: una persona no estará motivada a asistir al puesto de trabajo y será menos productiva si se encuentra en tensión debido a las malas relaciones con su equipo.

En mi opinión, un líder inteligente debe conocer el efecto que tiene un ambiente organizacional positivo e invertir en la creación de una buena atmosfera de trabajo. Por esto, apuesta por los eventos empresariales.

Por un lado, los eventos impulsan una comunicación más distendida, en la que es más fácil y cómodo conocer y entender a quién tienes al lado, sin la presión de un día de oficina. También permiten establecer y reforzar relaciones, creando equipos de trabajo más cohesionados.   

Por último, la participación en eventos aumenta el sentimiento de pertenencia, fortaleciendo la cultura de empresa e impactando favorablemente en la imagen de esta.

Como profesional del sector del protocolo y los eventos, he observado el efecto que tienen los eventos de empresa, y me dedico a gestionar actividades de team building y convenciones ya que disfruto viendo cómo se enriquecen las relaciones entre miembros de una empresa y se generan de nuevas.

En definitiva, las empresas que buscan mejorar resultados deberían no sólo mirar hacía fuera sino que también hacía dentro y tomar acción.

25 de julio de 2019

Los ODS: La respuesta de la ONU a la llamada del planeta



Considero muy interesante saber que, en los próximos años, en la agenda global de las Naciones Unidasestán citados el hambre, la pobreza, la desigualdad, el cambio climático y el difícil acceso al agua y la energía como unos de los problemas más importantes del planeta y a los que se debe hacer frente. Ante tales predicciones, la comunidad internacional  ha respondido con la creación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, también conocidos como ODS.

Los ODS son 17 objetivos,  destinados a la preservación del planeta, la paz y la prosperidad.

Todos sabemos que estos objetivos de por sí, no cambiaran el mundo, pero si ayudaran a empezar a concienciar a la población ante el futuro del planeta.
 Los ODS , al igual que los objetivos de una compañía, necesitan de la toma de acción. En mi opinión, pese a que los principales destinatarios de estas medidas son los países,  no podemos negar que algunas  empresas han sido cómplices de la situación global en la que nos encontramos. Precisamente, Debido al efecto positivo y negativo que tienen las empresas en el entorno en el que se desarrollan, defiendo firmemente la integración de los ODS en las organizaciones.


Para muchas  empresas la implicación con los ODS no es sólo un acto de empatía hacia el planeta y la sociedad, sino que también es implicarse en la resolución de una parte de las preocupaciones y desafíos de los diferentes grupos de interés a nivel mundial. Además, Se prevé que la consecución de los ODS beneficiará a las empresas creando un escenario idóneo para el desarrollo de su actividad de negocio, cuya consecuencia será la existencia de mercados estables y competitivos, de  consumidores con poder adquisitivo y de empleados cualificados

Ahora bien, ¿cómo gestionar e incorporar los ODS ? 
 Es evidente que lo primero que se deberá hacer es que los entendamos, por ello en este artículo quiero promocionarlos como un elemento indispensable para un mejor futuro para nosotros y nuestros descendientes. Claro está que son mucho, por lo que una vez entendidos y tras un análisis de los que podemos aplicar, deberemos priorizar aquellos que podrían ser objeto de mejora en la propia empresa, es un misión que todos hemos de adquirir en nuestros entornos, al igual que yo aplico en mi empresa. 

Todos estos grandes e importantes retos considero que se han de aplicar ya en las estrategias  de responsabilidad social corporativa  ( RSC ) de todas las empresas.
En antiguos post ya definido la  RSC y he  hablado de la importancia de su implementación, pero el que los ODS formen parte de la RSC significa ir un paso más allá y adelantarse hacía lo que estará en “boca de todos”, llegando a anticiparnos a las modas como unos cool hunter .


Como profesional de una agencia de comunicación y protocolo, animo a las personas y empresas a moverse hacia una actitud más respetuosa y colaborativa, entendiendo que antes que el “Saber Estar” para crear buenas comunicaciones , se encuentra el “Saber Cuidar” para crear un lugar de  Bienestar



Jacqueline Ruiz C.