23 de febrero de 2018

La diversidad como valor añadido

Algunos profesionales, con muchos años en el sector, tienden a preocuparse más por ejecutar o facturar que en conocer nuevas tendencias de la publicidad y su respectiva tecnología.
Por otro lado, el profesional joven carece de experiencia, pero no de conocimientos, y el profesional que viene de fuera no conoce suficientemente la cultura del país como para aportar lo que necesita un cliente a nivel comunicativo.





La unión de distintos perfiles, de conocimientos y de valores hacen que un equipo se convierta en algo significativo, ya que se une la experiencia del que lleva muchos del más joven y la cultura del extranjero. Dicha diversidad empuja a un equipo a dejar huella en el mundo de la comunicación.

No tan solo hablamos del origen, genero, edad o discapacidad sino también de métodos de aprendizaje y creencias.

Estas diferencias es lo que construye proyectos más eficaces, innovadores y dan acceso a nuevos mercados y oportunidades.

La gestión de la diversidad en los equipos se traduce en una ventaja competitiva y valor añadido a la empresa que tenga esta variedad de equipo.

Vivimos en una sociedad diversa y la realidad de nuestro día a día nos desafía a realizar estrategias que atienden las necesidades de diferentes grupos y perfiles tanto dentro de nuestra empresa como la de los clientes.  

En definitiva, las características de cada individuo aportan al resto del grupo la posibilidad de captar y retener eficacia y conocimiento dentro de su profesión.

Jacqueline Ruiz C.





No hay comentarios:

Publicar un comentario