17 de febrero de 2016

EL PROTOCOLO ESTÁ DE MODA Y POCOS CONOCEN EL EMPRESARIAL

Protagonizando los temas de debate principales en los medios de nuestro país, el protocolo es noticia gracias a la reciente escena parlamentaria de los diputados de Podemos en el congreso. Pero no debemos confundirnos, este es un hecho puntual que demuestra la gran importancia de la práctica protocolaria, que lleva ya unos años en crecimiento, gracias al aumento de los negocios con empresas extranjeras y al auge de la gastronomía y la enología.

Las empresas empiezan a fijarse en las habilidades sociales para seleccionar al personal. Los cursos de ceremonial y protocolo crecieron un 60% en los últimos cinco años, así como los libros que enseñan cómo comportarse en sociedad, que también están en alza.

El protocolo debería ser un componente primordial en cualquier empresa. Según ACPRI, la Asociación Catalana de Protocolo y Relaciones Institucionales, un empleado, aunque él no lo crea, proyecta la imagen de su empresa allá por donde va. Desde la dirección hasta los trabajadores de cualquier departamento. Un empleado es como la tarjeta de visita de una empresa.

Lo que demuestra que desde la óptica empresarial es fundamental confiar en profesionales del protocolo, ya que de su correcta aplicación dependerá gran parte del éxito de nuestra acción, ya sea a la hora de hacer negocios o en una acción comunicativa/evento.

Las prácticas protocolarias nunca han dejado de tener importancia, un sector como la gastronomía considera vital su conocimiento, a pesar de, según han reconocido expertos como Oriol Castro, Jordi Pujol, Òscar Teixidó o Xavi Franco, se ha de considerar todavía un manual de protocolo específico de gastronomía. La agencia Manatís lo ha elaborado conjuntamente con varios profesionales y lo publicará en abril de 2016.

La presencia y el saber estar son elementos fundamentales para transmitir los valores de seriedad, compromiso y profesionalidad, tan demandados actualmente por las empresas y asociaciones de todo el mundo. Pero un punto donde en Manatís es especial, es el protocolo empresarial, porque al final, las empresas generan negocio, y ese negocio se ha de saber transmitir con postura y valor.  

Jacqueline Ruiz C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario