24 de febrero de 2016

EL VALOR DE HUMANIZAR LAS EMPRESAS

Un buen ambiente de trabajo es vital para las empresas, en él, influyen varios factores como la actitud, la infraestructura de la que dispongamos y las características del mercado en el que nos encontremos. Por todo esto, planteamos la siguiente pregunta: ¿Tiene valor la comunicación y su orden (protocolo) a la hora de mejorar el ambiente de trabajo?
 Según Peter Drucker, el 60% de los problemas en las empresas son debidos a la falta de comunicación interna. Por lo que hemos de potenciarla humanizando la empresa y sus valores, tratando de mejorar la relación con todos nuestros públicos y la imagen corporativa que proyectamos. De no actuar adecuadamente en este ámbito, supondrá graves consecuencias para la organización, pudiendo tener repercusiones futuras en la reputación de nuestra marca.
Además, una buena actitud tanto de la dirección como de los trabajadores y proveedores, en relación al trabajo diario y frente a los nuevos retos o problemas que puedan surgir, influirá positivamente en el clima laboral de la organización. Sin olvidarnos de la infraestructura, que también tiene cierta importancia; en este artículo del blog Pymes y Calidad 2.0 se citan 10 elementos para mejorar las condiciones en el lugar de trabajo.
 Otro de los factores clave es el compromiso con la sociedad; Manatís trabaja en varios proyectos de responsabilidad social, como SwitchMed, iniciativa de la Unión Europea enfocada a la mejora del medio ambiente en el Mediterráneo; o el proyecto EMER, un plan educativo de salud dedicado a formar a colectivos vulnerables ante situaciones de emergencia.
Consideramos la humanización de las empresas como una de las prácticas más importantes a tener en cuenta actualmente, hay que comunicar hacia dentro y hacia fuera, reforzando valores como la cercanía, la claridad y la sinceridad y potenciando el buen trato a clientes y empleados con tal de mejorar el ambiente laboral.
 Jacqueline Ruiz C.

17 de febrero de 2016

EL PROTOCOLO ESTÁ DE MODA Y POCOS CONOCEN EL EMPRESARIAL

Protagonizando los temas de debate principales en los medios de nuestro país, el protocolo es noticia gracias a la reciente escena parlamentaria de los diputados de Podemos en el congreso. Pero no debemos confundirnos, este es un hecho puntual que demuestra la gran importancia de la práctica protocolaria, que lleva ya unos años en crecimiento, gracias al aumento de los negocios con empresas extranjeras y al auge de la gastronomía y la enología.

Las empresas empiezan a fijarse en las habilidades sociales para seleccionar al personal. Los cursos de ceremonial y protocolo crecieron un 60% en los últimos cinco años, así como los libros que enseñan cómo comportarse en sociedad, que también están en alza.

El protocolo debería ser un componente primordial en cualquier empresa. Según ACPRI, la Asociación Catalana de Protocolo y Relaciones Institucionales, un empleado, aunque él no lo crea, proyecta la imagen de su empresa allá por donde va. Desde la dirección hasta los trabajadores de cualquier departamento. Un empleado es como la tarjeta de visita de una empresa.

Lo que demuestra que desde la óptica empresarial es fundamental confiar en profesionales del protocolo, ya que de su correcta aplicación dependerá gran parte del éxito de nuestra acción, ya sea a la hora de hacer negocios o en una acción comunicativa/evento.

Las prácticas protocolarias nunca han dejado de tener importancia, un sector como la gastronomía considera vital su conocimiento, a pesar de, según han reconocido expertos como Oriol Castro, Jordi Pujol, Òscar Teixidó o Xavi Franco, se ha de considerar todavía un manual de protocolo específico de gastronomía. La agencia Manatís lo ha elaborado conjuntamente con varios profesionales y lo publicará en abril de 2016.

La presencia y el saber estar son elementos fundamentales para transmitir los valores de seriedad, compromiso y profesionalidad, tan demandados actualmente por las empresas y asociaciones de todo el mundo. Pero un punto donde en Manatís es especial, es el protocolo empresarial, porque al final, las empresas generan negocio, y ese negocio se ha de saber transmitir con postura y valor.  

Jacqueline Ruiz C.

11 de febrero de 2016

FALTA DE COMPROMISO Y SUS CONSECUENCIAS

Acostumbrados a una sociedad en constante cambio, propiciado por la rápida aparición de nuevos contenidos y la inmediatez de las redes sociales, creemos que la sobre-información existente genera una falta de interés. ¿Acaso nos hemos olvidado de la cultura del esfuerzo y tenemos miedo al compromiso? ¿Es un problema la falta de compromiso para las empresas del siglo XXI? 
Falta de compromiso
Nuestra respuesta viene referenciada por la definición de compromiso laboral de El País, donde se refleja que éste tiene que ver con la implicación intelectual y emocional del trabajador con la empresa, contribuyendo personalmente en el éxito de la misma. El compromiso es un camino de doble vía entre empresa y trabajador, ambos se necesitan y han de hacerse cargo de sus responsabilidades.

Como consecuencia, es de gran importancia transmitir el valor del compromiso en la Comunicación Interna, que acostumbra a gestionar el departamento de Recursos Humanos. Al final, un empleado estará comprometido si está contento, y se involucrará y vinculará más a la empresa siendo más productivo y desarrollando todo su potencial. Pero hemos de ser conscientes de que todo necesita un tiempo, al igual que en el deporte, el esfuerzo y la constancia nos harán conseguir los objetivos.

Y sobre todo para las empresas, la falta de compromiso siempre tiene sus consecuencias cuando el trabajador abandona la organización, no habiendo reflexionado sobre el tiempo invertido en él y como sus compañeros se verán afectados por dicho hecho. Deberá invertir tiempo de nuevo en el empleado que ocupe la vacante, atrasando el servicio o la producción y generando una sobrecarga de trabajo, debilitando la productividad. ¿Queremos un país o un mundo donde los esfuerzos solo se focalizan en proyectos puntuales?

En Manatís nos tomamos el compromiso laboral como uno de los factores clave del futuro de la Comunicación Interna de las organizaciones, llevando a cabo prácticas enfocadas a reforzar el sentimiento de pertenencia de los empleados, provocando un aumento del compromiso de éstos con los objetivos empresariales de nuestros clientes y aportando numerosas ventajas para las empresas.

Pregúntate y analiza si hay compromiso en tu empresa o entorno y sus consecuencias.

Jacqueline Ruiz C.